Pues bien, con unos 19ºC de temperatura ambiente y una humedad del 67% aproximadamente me dispuse a correr en compañía de Miguelines, que iba a lomos de una impresionante bici de montaña… si hombre, de esas del carrefour que en algún momento pletórico de nuestras vidas nos ha dado por comprar (a los menos listos, jajaja). Recorrimos 10 km en compañía de un gran número de deportistas… runners casi todos ellos. Migue marcaba los tiempos con el gps y me cantaba la distancia recorrida en los momentos justos (cuando más jodío vas). Con todo, le hice sudar un poco, cosa que agradeció tras su parón deportivo debido a los estudios post-universitarios, un fenómeno!

Anuncios