Así es amigos!!!.Este jueves ha sido un tanto extraño en cuanto a sensaciones se refiere.El entrenamiento de agua me dejó bastante tocadete pero aún con esas, no estaba del todo mal.Consistió en 500m de calentamiento/estilos, para posteriormente dar paso a 2x500m a 7´40″ – 7´50″ la serie.Lo cierto es que son exigentes pero vamos, que no creía yo que me iban a reventar tanto(será que los días de la semana van pesando…).El caso es que a la tarde,con un frío que pela,salgo de casa para correr a ritmo suave(4´25″/km)los 15 km que me tocaban(Ules,pista finlandesa,pico paisano,s.Miguel de Lillo,Ules).Pues bien,las innumerables fases por las que pasé durante esos kilómetros me recordaron lo difícil que es mantenerse en la”cresta”día tras día.El ritmo no era muy duro, pero no tenía el día.Los dolores de estómago iban a más conforme pasaban los km(ufffffffffff…quién no ha sufrido esos malditos retortijones causados,casi con toda seguridad,por haber cojido frío) y las piernas…”a su bola,macareno”,jijiji.Lo bueno de todo esto es darse cuenta e identificar el problema(no me refiero al retortijón,amigos)sino a la “sensación”.Asumir tú mal día,adaptar el ritmo a tu nueva situación(si no quereís cag…) y terminar el entreno lo más humildemente posible…si aún se puede.
Moraleja:si corriendo un día tu compañía son los retortijones, CORRE,CORRE Y NO MIRES ATRÁS…O NO HAY QUE CORRER?…JUJUJUJUJU.

Anuncios