Pues si amig@s, este es el implacable perfil del recorrido que nos llevará a la conquista de la Capital española. Es cierto que parece duro, y lo es, pero este viaje ha servido para poder quitarme el nerviosismo que me invade desde hace semanas. El puerto de Pajares es conocido y está “domado” (además con nieve y viento el día del ascenso). No tiene nada que ver al Alto del León, del que mucho he oído hablar y que el otro día subimos (txete en furgo y yo a lomos de la bici). Es un puerto que como tal, posee un desnivel importante en plena sierra de Madrid, pero su corto ascenso lo hace más que asequible (eso si, con 180 km en las piernas tiene que cambiar la percepción!!!!!!). Podría aventurarme a deciros que es más duro el trayecto previo a San Rafael que el propio puerto. Ya a 20km de empezar el ascenso, la carretera consta de numerosos y duros repechos que, poco a poco, van “minando” las fuerzas y la moral. Así que seguiremos haciendo lo que hay que hacer: “buen humor, esfuerzo, constancia, trabajo duro y mucho, mucho…AMORE!!!!!!”. Besos y abrazos.

Anuncios