Durante estos siete últimos días los entrenamientos han ido dirigidos a subir el volumen de carga en la piscina y la carrera a pie. La bicicleta la retomaremos este fin de semana para no abandonarla más hasta finales de Octubre(posible participación en el Campeonato de España de Larga distancia en Ibiza).
Los km de carrera a pie durante esta subida de volumen alcanzaron la cifra na despreciable de 58 km… sin sumar el día de series en el CAO en compañía de Mon. El sábado participé en la carrera de montaña del CAO (10.130m). Los primeros 4km me mantuve en el grupo de cabeza (8 corredores). La salida…sin reservas. Se hizo una de las selecciones más rápidas que he visto en un carrera de 10km. El primer km lo hicimos a 3´22″ para alcanzar una media en los 4km siguientes de 3´34″.Ahí empezaba el verdadero sufrimiento . Un tirón del atleta del Oviedo Atletismo y…booommmm, todo “patas”arriba. Lo cierto es que hasta que no empezamos a bajar no me dí cuenta de lo importante que es saber descender colina abajo… en meta me sacaron 6´,de los que sin duda más de la mitad fueron cuesta abajo… CAFRES!!

Por las tardes me dediqué a sufrir en la piscina. Series y series de 200m hasta la estenuación. Todo ello con vistas al triatlon del domingo en Gijón, donde al final, debido a un “mega bajón” físico no pude asistir… la reventada era considerable, con sudores fríos, tensión por los suelos y una noche mala, mala… para olvidar. Aún hoy estoy un poco tocadillo…

Besos y abrazos.

Anuncios